Fumar y dentista

El tabaco es responsable del 50% de los cánceres en la cavidad oral, del 70% de los cánceres de laringe y del 50% de los casos de cáncer de esófago.

La cavidad bucal es la que tiene el primer contacto con el tabaco y sufre su acción directa irritante por los componentes tóxicos del humo y la acción carcinogénica de los alquitranes, benzopirenos y nitrosaminas. Todo ello va a favorecer la aparición de una serie de lesiones orales tales como la palatitis nicotínica, leucoplasia, cáncer de la cavidad oral, cáncer de labio….
La agresividad del tabaco viene dada por el calor de la combustión del mismo y por los elementos tóxicos que tiene el humo (nicotina, benzopirenos, alquitranes y radicales libres), unido a los estudios más recientes que preconizan que la combustión del mismo papel en el que va metido, producen mayor predisposición a las lesiones orales.

Tags:

Comments are closed.