¿Cuáles son los problemas de salud bucal más habituales?

Los problemas de salud bucal más habituales son las caries y la enfermedad de las encías.

Caries dentales


Todos estamos en riesgo de tener caries. Las bacterias (gérmenes) que habitan naturalmente en la boca utilizan el azúcar de los alimentos para producir ácidos. Con el correr del tiempo, los ácidos destruyen la capa externa de los dientes. Entonces se producen huecos u otros daños en los dientes.

Enfermedades de las encías


Las enfermedades de las encías son infecciones provocadas por bacterias que, junto con mucus y otras partículas, forman una placa pegajosa sobre los dientes. La placa que queda sobre los dientes se endurece y forma el sarro. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías. Deja las encías enrojecidas e inflamadas. También puede hacer que las encías sangren fácilmente. La gingivitis se puede producir por la acumulación de placa. Y cuanto más permanecen la placa y el sarro sobre los dientes, más daño hacen. La mayoría de los casos de gingivitis pueden tratarse con cepillado e hilo dental diarios y con limpiezas regulares en la consulta del dentista. Esta forma de enfermedad de las encías no produce pérdida ósea ni de los tejidos que rodean los dientes. Pero si no se la trata, puede avanzar hasta una periodontitis. Entonces las encías se retraen y forman “bolsillos” que se infectan. Es posible que también se pierda el hueso de sostén. Si tiene periodontitis (piorrea), consulte a su dentista para recibir tratamiento. De lo contrario, es posible que con el paso del tiempo se le aflojen los dientes y haya que sacarlos.

El riesgo de enfermedad de las encías es mayor si usted:

  • Fuma
  • Tiene una enfermedad como diabetes o VIH/SIDA
  • Toma antidepresivos

Encías

Encías normales y sanas
Las encías y el hueso sanos mantienen a los dientes firmemente en su lugar.

Periodontitis
La placa que queda sobre los dientes se endurece hasta convertirse en sarro. A medida que se acumulan la placa y el sarro, las encías se retraen y se forman “bolsillos” entre los dientes y las encías. El hueso que sostiene los dientes puede infectarse y comenzar a debilitarse.

Periodontitis avanzada
Las encías se retraen todavía más, y destruyen más hueso y el ligamento que rodea al diente. Es posible que los dientes se aflojen y haya que sacarlos.

No comments yet.

Leave a Reply