No me gustan las manchas que tengo en los dientes. ¿Cómo puedo blanquearlos de manera segura?

Las opciones blanqueadoras seguras varían respecto al precio y la eficacia:

Blanqueamiento en consultorio

En el consultorio, el dentista le aplica un gel o un protector de goma para las encías y los tejidos bucales. Luego le coloca blanqueador sobre los dientes. Se puede utilizar una luz especial o un láser para que el blanqueador funcione mejor. Pero actualmente la ADA no acepta ningún producto que utilice láser. Con este método, es posible que tenga que acudir a más de una visita. Verá resultados inmediatamente (unos dos o tres matices más blancos). Es eficaz contra diversas manchas.

Blanqueamiento en casa, prescritos y controlados por dentistas

Estos productos son para usar en el hogar. Contienen peróxidos, que blanquean el esmalte de los dientes. La mayoría vienen en gel y se colocan sobre una cubeta o molde que se coloca en la boca. El tiempo de uso depende de los resultados que quiera lograr y de si es sensible al blanqueador. Algunos productos se usan dos veces al día durante 2 semanas y otros se dejan puestos toda la noche durante 1 a 2 semanas. Son eficaces contra muchos tipos de manchas (unos dos o tres matices más blancos).

Productos blanqueadores de venta libre en farmacias o supermercados

Estos productos son para usar en el hogar e incluyen tiras blanqueadoras, productos de aplicación con pincel, geles y moldes. Contienen baja cantidad de peróxido, no están controlados por un profesional que evalúe los efectos secundarios. Sirven para las manchas muy suaves. Para obtener mejores resultados, vaya al dentista para que le realice una limpieza antes de usar estos productos. Estos geles y moldes no cuentan con el sello de la ADA.
Pastas dentales blanqueadoras. Todas las pastas dentales ayudan a remover las manchas superficiales mediante abrasivos suaves. A diferencia de los blanqueadores, estos productos no cambian el color real de los dientes. Sirven solamente para las manchas superficiales.

Los productos que se utilizan para blanquear los dientes pueden hacerlos más sensibles. También pueden provocar molestias en las encías. Estos efectos secundarios suelen desaparecer cuando se deja de utilizar el producto.
Antes de usar productos blanqueadores, consulte a su dentista. El dentista le ayudará a decidir qué método es el mejor para el tipo de manchas de sus dientes. No todos los productos funcionan en todas las personas.

No comments yet.

Leave a Reply