Desmontando mitos en la salud bucodental nº8.

Tengo la boca sana, ya que es normal que la encía sangre y no me duele nada.

Clínica Dental Proa y sus dentistas te informan,  “una encía sana no debe sangrar”. El sangrado es de los pocos signos que avisan de que una encía está enferma (incluso en los fumadores es menos habitual el sangrado aunque tienen un riesgo mayor  de sufrir periodontitis). Además, cuando aparece el dolor ya es signo inequívoco de la existencia de alguna patología más importante y, por tanto, más laboriosa y costosa de tratar.

Las enfermedades de las encías no producen dolor y pueden pasar inadvertidas, detectándose habitualmente cuando la enfermedad y ha ocasionado una pérdida ósea extensa e irrecuperable. No espere a tener dolor para acudir a su dentista, evitando así tratamientos más caros y complejos.

Comments are closed.